Eder Ramos es Global President de la división Fragrance desde finales de 2020.

MERCADO & TECNOLOGÍA

Planes ambiciosos

Con el cambio de año se han producido bastantes novedades a nivel directivo en las divisiones Fragrance y Cosmetic Ingredients. En las figuras de Eder Ramos y Jörn Andreas hay ahora dos nuevos Global Presidents.

Jörn Andreas, el nuevo Global President Cosmetic Ingredients en Symrise.

Fragrance, terreno conocido

EDER RAMOS, GLOBAL PRESIDENT FRAGRANCE DIVISION, TRABAJA DESDE 1983 OCUPANDO DIVERSOS CARGOS EN SYMRISE.

Señor Ramos, ¿qué significa el crecimiento para usted? ¿Es siempre necesario concentrarse en ello? El crecimiento es necesario. Para cumplir las expectativas de los accionistas hay que crecer. Esto no significa que haya que conseguir cada año tasas de crecimiento por encima del 10 por ciento. Lo que se necesita es un plan que garantice el crecimiento sostenible a lo largo de los años en lugar de una subida coyuntural breve seguida de una caída. Para crecer de forma sostenible hay que asegurar que todos los que formamos la empresa remamos en la misma dirección. Y, por último, ya no es posible pensar solo en el crecimiento sin tener en cuenta también la sociedad y el medio ambiente.

Para usted, el crecimiento no es solo una magnitud financiera. Habla también de valores. Sí. Por ejemplo, debemos entender realmente nuestra influencia sobre el medio ambiente. Creo que Symrise está haciendo un trabajo magnífico en este sentido. Nuestro trabajo debe consistir en una Química Verde sostenible. Creo que Symrise ocupa una posición de privilegio si hablamos de fragancias en relación con la sostenibilidad.

¿Cómo mide usted el crecimiento a nivel personal? Cuando veo a mi familia, a mis hijos y a mi nieto, tengo la sensación de haber conseguido grandes cosas. He traído al mundo dos seres humanos fantásticos, les he ayudado y les he transmitido algunos de mis valores. Ahora mismo he cumplido 59 años y tengo a mi lado a una persona con la que convivo desde hace más de cuatro décadas. Nos seguimos divirtiendo mucho juntos. Para mí esto es un gran logro.

¿Qué mentalidad le ha ayudado a alcanzar sus objetivos? La disciplina es importante. Hay que tener una estrategia. Un buen mánager debe tener siempre un plan B, a veces hasta un plan C. Además, no me gusta el estilo de dirección agresivo de arriba a abajo. Somos un equipo. Trabajamos juntos y nos apoyamos unos a otros. La atmósfera es un factor importante para conseguir grandes logros. También hay que saber prever lo que se le viene a uno encima para actuar en consecuencia. Fíjese en la pandemia. En marzo del año pasado volví de China. Creo que fui una de las últimas personas que pudieron volver a casa desde allí. No había duda de que estaba pasando algo grande. Quiero llegar a lo siguiente: en una situación así, necesitas tener un equipo fuerte detrás de ti. Para coordinarse, para entender lo que está pasando, para evaluar los efectos sobre nuestro negocio y para tomar las decisiones correspondientes.

Hablemos sobre su nuevo cargo en la dirección de Fragrance. Empecé hace 37 años como comercial júnior en la venta de perfumes. He desarrollado toda mi carrera en el ámbito de las fragancias. Más tarde me llegó la posibilidad de cambiar a Cosmetic Ingredients, lo que al principio fue un auténtico reto. Aprendí mucho en el lado de la cosmética. A decir verdad, volver ahora a la perfumería es como regresar a casa.

¿Cuáles son sus planes para el crecimiento de su división en los próximos años? Fragrance es un reconocido innovador y disruptor que desarrolla continuamente nuevos mercados y modelos de negocio. La retrointegración de la gama de materias primas producidas a nivel interno por nuestra división AM y la posición de liderazgo en esta área son la clave para nuestro éxito en el futuro. Fragrance ha asumido un papel pionero en la aplicación de la inteligencia artificial y en una investigación de mercado innovadora. Fragrance se seguirá destacando de la competencia, especialmente a través de la disrupción.

Regreso a la senda del crecimiento

JÖRN ANDREAS, GLOBAL PRESIDENT COSMETIC INGREDIENTS, LLEVA EN LA EMPRESA DESDE EL AÑO 2011.

Señor Andreas, ¿puede una empresa ser sostenible y responsable desde el punto de vista ecológico y al mismo tiempo perseguir un crecimiento permanente? Para mí, ambas cosas no están necesariamente reñidas. Considero que el crecimiento significa aprender y desarrollarse, por lo que está estrechamente ligado a la innovación y el cambio. La innovación requiere recursos. Y esos recursos se deben generar. Symrise está muy orientada al crecimiento. Esto nos diferencia de otras empresas también en el mercado de capital y no debemos avergonzarnos por ello. Al contrario, así permitimos inversiones en innovación que más tarde dan lugar a soluciones sostenibles.

¿En qué medida es el mercado de capital relevante para el crecimiento de Symrise? El mercado de capital es extremadamente importante para ambos objetivos, tanto la sostenibilidad como el crecimiento. Solo se pueden conseguir beneficios con el crecimiento y, en consecuencia, una subida de las cotizaciones accionariales. Por eso es imprescindible que la empresa crezca y sea saludable. Sin embargo, como cualquier inversor razonable, el mercado de capital también espera que el crecimiento se obtenga a través de un modelo de negocio funcional y orientado al futuro. De lo contrario, las ganancias —y en consecuencia la evolución de la cotización de las acciones— no serían sostenibles. Por eso, hoy en día los criterios de sostenibilidad juegan un papel muy importante en las decisiones de inversión. Es decir, que se necesitan ambas cosas. Y, a ser posible, siempre reforzándonos con recursos propios.

¿Qué asocia usted con el concepto «Growth Mindset»? Como empresa, Symrise es muy ágil para su tamaño. Se podría pensar que después de tantos años somos ya un trasatlántico, pero el hecho de que Symrise haya surgido a partir de varias empresas nos permite conservar esta perspectiva empresarial tan acentuada. Esto es algo que nos caracteriza y nos hace fuertes. Observamos dónde están las posibilidades y las oportunidades. Somos relativamente rápidos a la hora de adaptarnos y aprovechar estas oportunidades sin tener que pasar por muchos comités de toma de decisiones. Este es especialmente el caso de Cosmetic Ingredients, el área que acabo de asumir.

¿Cómo mide usted el crecimiento a nivel personal? Sigo una regla muy sencilla: intentar que cada día termine mejor de lo que empezó. Tampoco he renunciado al propósito de correr otra maratón por debajo de cuatro horas, a pesar de lo apretada que está la agenda diaria en una familia con cuatro hijos.

¿Cuáles son sus planes para Cosmetic Ingredients este año? Queremos regresar a la senda del crecimiento. Ese es nuestro objetivo principal para 2021.El año pasado fue todo un reto debido a la pandemia. No fue un mal año, pero también es cierto que fue el primero sin crecimiento desde hace más de una década. Nos vamos a concentrar en la implementación de los proyectos en curso y en nuestros nuevos lanzamientos más importantes. Tenemos nuevos productos atractivos que van a reforzar nuestro papel pionero en el ámbito de la Química Verde y la innovación con base científica. En paralelo, estamos construyendo motores de crecimiento adicionales para una expansión acelerada. Esto incluye inversiones adicionales selectivas en determinados mercados de foco, además de adquisiciones estratégicas. Un primer buen ejemplo es nuestra inversión en la start-up Sunday II Sunday de la mano de nuestro cliente Johnson & Johnson, con el foco en unos productos innovadores para el cuidado del cabello.

© Symrise All rights reserved 2020