EMPRESA & ESTRATEGIA

Un día con …

Matthias Lütkenhaus, soplador de aparatos de vidrio en la fábrica de Holzminden. Es el único que se dedica a este oficio en todo el grupo. Por ello, sus pedidos le llegan de todas las áreas de la empresa. A sus 55 años, lleva dos décadas trabajando en Symrise y sabe muy bien cómo funcionan las distintas reacciones químicas. Gracias a su experiencia, es capaz de fabricar y reparar los recipientes y los aparatos óptimos para los laboratorios.


Mathias Lütkenhaus


Soplador de vidrio


Holzminden, (Alemania)

08:00

Preparación de los materiales: para sus trabajos, Matthias Lütkenhaus utiliza vidrio especial de la empresa Schott. El vidrio Duran presenta una alta resistencia a la temperatura. Es estable frente a los ácidos y las lejías y se puede fundir varias veces.

09:30

Llega un nuevo pedido: los aparatos y las columnas que Matthias Lütkenhaus diseña, fabrica y repara llegan a todas las sedes del mundo.

11:00

Para los encargos más difíciles, Matthias Lütkenhaus utiliza el torno. Así puede fundir tubos de vidrio para hacer columnas, moldear balones de destilación de entre 2 y 50 litros o fusionar recipientes con revestimiento doble de hasta 6 litros de capacidad.

14:00

También hay un área para el procesamiento en frío dentro del taller: serrado, taladrado y rectificado con herramientas de diamante.

15:30

Un encargo de reparación: antes de poder trabajar el vidrio, Matthias Lütkenhaus debe calentarlo. Así se elimina la tensión del material.

17:00

Intercambio de impresiones entre expertos: Matthias Lütkenhaus habla con Juliane Thiel, del área de investigación, sobre las nuevas columnas de reacción que se necesitan. Deben tener casi dos metros de altura y cumplir unos requisitos especiales.

En este vídeo: Matthias explica su trabajo a TeamSpirit.

© Symrise All rights reserved 2020