MERCADO & TECNOLOGÍA

La sostenibilidad es tarea de todos

Symrise se preocupa a nivel global por la protección climática y por un medio ambiente limpio. 120 embajadores de la sostenibilidad trabajan en todo el mundo en proyectos y campañas para fomentar una mentalidad y una actuación sostenibles.

Muchos symrisianos se comprometen a diario en aras de un mundo mejor y más sostenible. A diario. ¿Exagerado? ¡Para nada! La protección del medio ambiente y la prevención es un tema vigente a todas horas del día. Ambos son también temas básicos de la agenda de sostenibilidad (FISC) de Symrise. Para hacer una aportación personal, hay que estar dispuesto a ir más allá de lo que dice la mera descripción del propio puesto de trabajo y tener mucha resistencia. Durante el horario laboral... y también fuera de él. Esto funciona así, más o menos: cuando Bonita Haikalis, Human Resources Manager, APAC con sede en Sídney, concluye por la tarde sus campañas medioambientales diarias, Mariana Martins, Environment and Sustainability Coordinator, LATAM con sede en Brasil, justo se está levantando. Y comienza la jornada con sus proyectos. Mientras tanto, Dominic Mangione, Material Planning, Flavor EAME con sede en Braunschweig, Yolanda van der Riet, Area Sales Manager, Nutrition EAME con sede en Ciudad del Cabo, y Gaelle Le Goff, Sensory Project Leader, S&C EAME con sede en París, están en plena acción en la parte central de su día. Cuando la jornada toca a su fin en Alemania, Sudáfrica y Francia, Bonita vuelve a comenzar de nuevo en la otra punta del mundo.

Haikalis, Martins, Mangione, van der Riet y Le Goff se cuentan entre los «Sustainability Ambassadors», es decir, los embajadores de la sostenibilidad. Actualmente, en Symrise hay 120 de ellos repartidos por todo el mundo. Y cada vez serán más. Los embajadores identifican, ponen en marcha, impulsan y trabajan con éxito en multitud de proyectos sobre sostenibilidad en todo el mundo y, con cada uno de ellos, hacen una contribución directa a la protección climática, el medio ambiente y la sociedad.

La sostenibilidad es un componente integral de nuestro modelo de negocio.

Doris Gattermann, Manager Corporate Sustainability

Menos plástico I


El proyecto destinado a reducir y evitar plásticos ya se ha implementado en muchas sedes de Symrise en todo el mundo. Hasta la fecha, en Holzminden se usaban y se tiraban 20 000 vasos de plástico para medir pequeñas cantidades. Ahora, los colegas emplean 50 pequeños vasos de metal reutilizables. Braunschweig está mejorando su huella ecológica sustituyendo los vasos desechables de plástico por vasos de papel laminado. Desde enero de 2020 están prohibidos todos los vasos desechables de plástico. Esto permite ahorrar 51 000 vasos de plástico al año. A partir del 16 de diciembre de 2019, Brasil ha introducido en sus cuatro sedes una política de «cero vasos de plástico». Impactante: de 669 350 tazas al año a 0 (¡CERO!).

UNA MISMA TAREA PARA TODOS Los embajadores de la sostenibilidad operan en todas las divisiones y regiones del grupo. Todos se han propuesto como tarea tanto dentro como fuera de su trabajo «convertir la sostenibilidad en tarea de todos para crear juntos una cultura y un medio ambiente sostenibles para Symrise y todas las partes implicadas», afirma Doris Gattermann, Manager Corporate Sustainability en Holzminden. Esto no se contradice en modo alguno con los objetivos económicos de la empresa, al contrario: «Aspiramos a un éxito sostenible y asumimos al mismo tiempo nuestra responsabilidad para con el medio ambiente, los empleados y la sociedad. La sostenibilidad es un componente integral de nuestro modelo de negocio en Symrise», enfatiza.

¿En qué trabajan entonces concretamente Haikalis, Martins, Mangione, van der Riet, Le Goff y sus colegas? Evitar vasos de plástico y acumular aceite usado y chatarra electrónica, certámenes de artesanía sostenible, asistencia higiénica para las chicas o chequeos preventivos en el África rural, rescate y cría de focas o proyectos de horticultura para una alimentación sana de los segmentos más pobres de la población sudafricana, construcción de hoteles para abejas o bicicletas de empresa para que los empleados de Braunschweig y París hagan ejercicio durante sus pausas... En el mundo siempre hay cientos de proyectos de sostenibilidad de Symrise funcionando en paralelo.

«Muchas de nuestras iniciativas tienen el mismo objetivo: reducir la huella de CO2 en todos los continentes. Y asentar en todas partes los métodos de la economía sostenible. «Con nuestros proyectos e iniciativas queremos demostrar que hasta las medidas más pequeñas generan efectos positivos para agudizar así la perspectiva hacia la actuación sostenible», afirma Doris Gattermann. En concreto, se trata de eliminar los plásticos desechables, generar menos residuos, consumir menos agua, electricidad y recursos, pero también incrementar la seguridad laboral y vital, colaborar con las entidades municipales y aspirar a un descanso y una actividad deportiva sostenibles en el tiempo libre.

Separación de la basura


En Gran Bretaña se está reduciendo, separando y reutilizando estrictamente la basura bajo el lema «¡Reducir! ¡Reutilizar! ¡Reciclar!». Además, se pueden pedir papeleras de reciclaje para el propio hogar.

En Indonesia también se separará estrictamente la basura a partir de ahora. Según afirman los colegas, esto no solo redunda en beneficio del medio ambiente, sino que «también da más valor a nuestro entorno de trabajo y provoca menos malos olores».

En Australia, un «Comité de residuos» instruyó a todos los empleados sobre la forma de reducir y reciclar la basura en el puesto de trabajo y en casa. Se examinaron laboratorios, fábricas, almacenes y oficinas a fin de reducir los plásticos, el papel y los productos químicos. Desde entonces se cumplen los objetivos empresariales en cuanto a reducción de residuos y, en algunos casos, incluso se superan.

Los embajadores de la sostenibilidad siempre integran a sus colegas en charlas, por ejemplo acerca de las estrategias de la empresa y las divisiones, así como con actividades y proyectos concretos. La red de embajadores es abierta y todos están invitados a participar. (Datos de contacto, al final). Los responsables globales garantizan el flujo de información entre la central de Symrise, el Comité de Sostenibilidad y las divisiones mediante charlas periódicas con los coordinadores regionales que, por su parte, se encargan del contacto con los embajadores locales y regionales y estimulan y fomentan juntos actividades e iniciativas adecuadas para los empleados. En este sentido, también es muy importante el intercambio de ideas y experiencias para poder conseguir más resultados de forma conjunta y abarcando a todas las regiones.

Una de ellos es Gaelle Le Goff. Trabaja para Symrise desde 2018 en Clichy y participa muy activamente en la reducción del volumen de vasos de plástico. «A diario hago todo lo que puedo para reducir mi huella de CO2 personal y vivir de forma sostenible. Por tanto, era lógico que en Symrise hiciera lo mismo», explica su motivación. Junto con su equipo, Le Goff ha reducido significativamente el consumo de vasos de plástico desechables en la sede de Clichy. «Le hemos explicado a cada colega que los residuos de plástico tienen unos efectos enormes sobre la biodiversidad y sobre la salud humana. Entonces le ofrecimos a cada uno vasos con un diseño personalizado individual. Nadie dijo que no». En un paso siguiente, los colegas de París aspiran a alcanzar ahora el «plástico cero». Para ello, ahora se están ofreciendo con éxito vasos reutilizables también a los visitantes. Ya están fijados los siguientes objetivos concretos: «Tenemos previsto un compostaje de residuos biológicos in situ. Y queremos diseñar de una forma más ecológica la dispensa de muestras para el mercado en el caso de los productos cosméticos e higiénicos, pero también la de alimentos o comida para mascotas», explica Le Goff.

Solo podemos conseguir un entorno sostenible si todos estamos sensibilizados en este sentido.

Dominic Mangione, Material Planning, Flavor EAME

Menos plástico II


En Francia, 2000 cucharas reutilizables están sustituyendo a las 20 000 cucharas de plástico que se utilizaban hasta ahora al año para las catas en el Dairy Center.

En Tailandia, desde julio de 2019 se vienen sustituyendo las botellas de plástico por vasos compostables. Se obtienen a partir de biomasa renovable. Al degradarse en los vertederos, generan un 70 por ciento menos de gases con efecto invernadero. Se ahorran 144 botellas al mes.

Por su parte, en Indonesia, los empleados ya traen al trabajo vasos propios para reducir la cantidad de botellas de plástico.

Queremos conseguir una neutralización completa del dióxido de carbono en los vertederos.

Mariana Martins, Environment and Sustainability Coordinator, LATAM

Una de las embajadoras de sostenibilidad que lleva más tiempo en la red de Symrise es la brasileña Mariana Martins. Desde el año 2012 es miembro del comité de sostenibilidad local, y en 2014 se convirtió en embajadora de sostenibilidad en la región LATAM. Mariana Martins ya ha puesto en marcha y tutelado decenas de proyectos. «Ahora estamos trabajando en dos temas especialmente complejos», explica. «Queremos alcanzar la neutralidad en cuanto a CO2 y estamos trabajando en conceptos para no enviar basura a los vertederos («Zero-Waste to Landfill»). Además, en el ámbito de las compras queremos asegurar la trazabilidad de las materias primas de forma coherente y sin fisuras. Ahora ya hay muchos clientes que lo exigen».

Dominic Mangione, de Braunschweig, lleva ya mucho tiempo ocupándose de la sostenibilidad. Incluso dedicó a este tema su trabajo de licenciatura en la universidad. «Sencillamente, me educaron para que actuara en mi tiempo libre de la forma más sostenible posible. Y lo que vale para la vida privada es válido también para el trabajo», afirma convencido. Una campaña en favor de las bicicletas, separación de basura, supresión de 51 000 vasos de plástico y 13 500 bolsas de plástico... la lista de iniciativas concretas es larga en Braunschweig. Sin embargo, en las muchas campañas que ha realizado Mangione en Alemania en los últimos años también le ha quedado claro algo: «Solo podemos crear un entorno sostenible con personas sensibilizadas para ello, por ejemplo en su comportamiento como consumidores o en su manejo responsable de los recursos. ¡Todos y cada uno podemos aportar nuestro granito de arena!»

Bonita Haikalis se incorporó a Symrise en el año 2016 procedente del sector de la alimentación agrícola en Australia. «Ya allí estaba comprometida en aras de unos alimentos limpios, ecológicos y seguros. Con los embajadores de sostenibilidad de Symrise y su red, nuestras actividades aquí reciben un nuevo impulso considerable», afirma. Las jornadas de la seguridad, la reducción de residuos y el reciclaje se han convertido ya en temas candentes para todo el mundo en Australia. «Y nosotros, Symrise, les presentamos ofertas en este sentido», comenta Haikalis con orgullo.

La red de embajadores está dando el empuje necesario a nuestras campañas.

Bonita Haikalis, Human Resources Manager, APAC

Reutilización


En Tailandia se recicla basura bajo el concepto de «economía circular». A partir de los residuos se producen ahora bolsas para enviar paquetes o guardar la fruta o el pan, lámina para acolchados de aire o rollos de film, bolsas para compresas y bolsas de hielo. El concepto «Circular Economy» aprovecha al máximo los recursos, reduce los residuos de plástico y restringe la producción de nuevos medios de consumo. En Brasil, los colegas han donado a jóvenes e instituciones los equipos informáticos antiguos. Así, los ordenadores y las impresoras tienen una segunda vida útil. En Gran Bretaña ya no se tiran los residuos de la comida. Ahora se destinan a organizaciones benéficas locales y a un banco de alimentos. También en Singapur se están reduciendo los residuos de comida y destinándose a un buen fin. En colaboración con la Alianza Francesa de Sambava y con el apoyo de escuelas y otros socios privados, en Madagascar se celebró un «picnic sin basura» y una jornada de limpieza de playas para resaltar así problemas medioambientales locales, como la gestión de los residuos, el ensuciamiento del aire y el mar y la deforestación. Se recogieron 14 toneladas de residuos y 128 kilogramos de plástico.

Debemos adaptar nuestras actividades a los problemas de las personas.

Yolanda van der Riet, Area Sales Manager, Nutrition EAME

Yolanda van der Riet se enfrenta a desafíos muy especiales en Sudáfrica. Su trabajo diario es diferente al de muchos otros embajadores, ya que África sigue siendo uno de los continentes más pobres, y sus habitantes tienen preocupaciones más apremiantes que la de pensar en su medio ambiente. «Debemos adaptarnos a esta situación con nuestras actividades», afirma van der Riet. «En 2018, por ejemplo, en colaboración con Child Welfare y The Dignity Campaign organizamos dos eventos en los que se les entregó un «paquete de dignidad» a 100 alumnas de escuelas locales de la zona rural del Cabo Occidental. Los artículos higiénicos que contienen les permiten a estas jóvenes seguir asistiendo a la escuela también durante sus días de menstruación, algo que hasta ahora era imposible para ellas». El «paquete de dignidad» dura hasta cinco años, añade con orgullo van der Riet. Actualmente, los embajadores de sostenibilidad sudafricanos están convirtiendo en dinero los envases antiguos tirados a la basura para poder financiar así otros proyectos. Hay previstas iniciativas en favor de la salud psíquica, análisis médicos preventivos y detección precoz. «Para muchos africanos, es la primera vez en la vida que oyen hablar de algo así», concluye van der Riet.

CADA APORTACIÓN ES IMPORTANTE Hay muchos proyectos pequeños y algunos más grandes que los embajadores de sostenibilidad de Symrise llevan años realizando con éxito. Cada uno de estos proyectos no es necesariamente una revolución, pero todos aportan un beneficio medible y trazable. No obstante, es en la suma de todas las actividades donde la empresa, los embajadores de sostenibilidad y todos los empleados de Symrise realizan una gran aportación en favor de la protección climática, el medio ambiente y la sociedad de todo el mundo», subraya convencida Doris Gattermann.

La red de embajadores de sostenibilidad es un proyecto emblemático en el ámbito de la sostenibilidad en Symrise. Con su compromiso, los empleados asumen su responsabilidad hacia nuestros clientes, los consumidores, los demás empleados, la sociedad y el medio ambiente. Y así también realizan una importante contribución para alcanzar los 17 objetivos de Naciones Unidas para un desarrollo sostenible.
Dr. Heinz-Jürgen Bertram, CEO

Más información sobre los 17 SDG en el Symportal: https://t1p.de/SYM-SDG


Aquí encontrará más información sobre la red de embajadores: https://t1p.de/SYM-Sust-Ambassador

¿Cómo se convierte uno en Sustainability Ambassador?


Comprometerse con el medio ambiente y con las demás personas es reflejo de responsabilidad y de una forma de plantearse la vida. Todo aquel que esté interesado en los temas relacionados con la sostenibilidad y se sienta motivado para participar en proyectos e inspirar a sus colegas a hacer lo propio es un candidato ideal a convertirse en embajador de sostenibilidad. Este compromiso se desarrolla al margen del puesto de trabajo convencional.

© Symrise All rights reserved 2020