CIENCIA & INVESTIGACIÓN

Siguiendo el rastro de las tendencias

Para el éxito comercial de Symrise, la investigación del consumo con base científica es un componente esencial con vistas a describir y comprender el comportamiento de los consumidores.

Cuanto mejor se entiendan las decisiones y las preferencias de los consumidores finales, tanto más eficiente y selectivo puede ser el desarrollo de productos o la definición de las estrategias de crecimiento. Según Katja Tiitinen, Director Sensory & Consumer Insights Flavor EAME, en Symrise se ha producido un cambio de perspectiva en relación a la investigación del consumo en los últimos cinco años. En lugar de recopilar datos referidos a los productos sobre los cambios en los perfiles de sabor, el foco se pone ahora en la motivación y las expectativas de los consumidores y en los factores que desencadenan las preferencias de sabor. Detrás de ello está la idea de detectar las microtendencias y las macrotendencias antes de que lleguen realmente a la sociedad. «Antes solía ocurrir que un cliente se ponía en contacto con nosotros para pedirnos un sabor. Ahora queremos que nuestros productos encajen con los consumidores antes de que un cliente se dirija a nosotros, para que podamos tener para el cliente ofertas y propuestas de solución propias y quizá mejores ya en el momento en que nos contacta», explica Tiitinen.

Con el tiempo, añade la directora, se ha desarrollado una experiencia que goza de una acogida muy positiva entre los clientes y que es muy demandada, ya que muchas veces los clientes esperan una solución completa y no solo un sabor específico. «Cuando se abordan las preguntas de lo que es relevante para el mercado y qué productos y conceptos encajan con el consumidor, ahora ya podemos hablar con nuestro cliente de igual a igual. Esto nos deja también en una buena posición para desarrollar ideas juntos», continúa Tiitinen. Básicamente, en las Business Units ha cambiado el enfoque sobre los datos de mercado que se deben recopilar y analizar. Por ejemplo, la BU Sweet EAME ha creado junto con Sensory Consumer Insights EAME la nueva plataforma de Symrise «Flavors For Feelings». El objetivo en este caso también es entender mejor y más pronto las necesidades de los consumidores para desarrollar las soluciones de sabor más prometedoras para el cliente y con el cliente. En este sentido, se trata de registrar y evaluar las diferencias regionales y culturales en las necesidades de los consumidores y en los sabores.

Cuando se abordan las preguntas de lo que es relevante para el mercado y qué productos y conceptos encajan con el consumidor, ahora ya podemos hablar con nuestro cliente de igual a igual. Esto nos deja también en una buena posición para desarrollar ideas juntos.
Katja Tiitinen, Director Sensory & Consumer Insights Flavor EAME

LAS PRIORIDADES ESTÁN CAMBIANDO Sin embargo, ¿qué sucede cuando el ritmo acostumbrado de las decisiones de compra y las preferencias de consumo cotidianas se pone completamente patas arriba de un día para otro? La pandemia de la COVID-19 ha parado el mundo durante un tiempo. A nivel económico y social. Sus efectos son múltiples y en parte drásticos. Una cosa está clara: cualquier persona que se ve obligada a mantener un confinamiento o una cuarentena entre cuatro paredes durante un tiempo indeterminado reorganiza forzosamente sus prioridades de consumo. De repente, los productos higiénicos y unos alimentos saludables pasan a ser más importantes que un lápiz de labios nuevo. La comida rápida también queda completamente relegada. ¿Cómo están reaccionando las distintas áreas de Symrise ante esta nueva situación, tan compleja y sin precedentes? ¿Y cuáles son las preguntas más importantes de los clientes de Symrise acerca de las tendencias de consumo que están cambiando en el curso de la pandemia? Dylan Thompson, Senior Marketing and Consumer Insight Manager, Flavor NA en EE. UU., explica que se está trabajando de una forma más proactiva que antes. Esto incluye presentaciones virtuales donde se han resumido para los clientes los últimos datos de mercado, información sobre los consumidores y tendencias de sabor en más de veinte categorías clave.

Otra iniciativa —que ha cosechado una acogida muy positiva— es la serie de webinarios en la que Symrise les suministra a los clientes los informes más recientes sobre la COVID-19 e información y tendencias de los consumidores para asegurarse de que van un paso por delante de la competencia. Los efectos de la pandemia sobre el comportamiento de los consumidores y su bienestar emocional son muy diversos. Una tendencia que han constatado Thompson y sus colegas es el interés cada vez mayor por la «Feel Good Food», es decir, una comida que transmite una buena sensación al consumirla. Un ejemplo de «Feel Good Food» es la fruta de la pasión, que está considerada beneficiosa para la piel. Además, tiene un efecto antiinflamatorio, es buena para la digestión, ayuda a adelgazar, mejora la circulación sanguínea, etc. Otros dos ejemplos en este sentido son la avena y la leche de avena. La avena contiene beta-glucano, una fibra soluble asociada a una bajada en el nivel de colesterol y que está considerada buena para el corazón. La leche de avena ha dado un salto enorme este año. En Estados Unidos, el número de cartas de restaurantes que incluyen leche de avena se ha incrementado en un 30 por ciento este año. «Esta tendencia está muy vinculada con la inmunidad y los ingredientes vegetales que este año se han hecho cada vez más populares entre los consumidores», explica Thompson.

En vista de estas nuevas necesidades y costumbres, gracias a nuestra nueva plataforma Flavors for Feelings podemos predecir aún mejor los matices de sabor que serán importantes en los distintos mercados en el futuro.
Dylan Thompson, Senior Marketing and Consumer Insight Manager, Flavor NA

Dariah Lutsch, Sensory & Consumer Insights Research Manager Sweet, y Dirk Neudorf, Senior Marketing Manager Sweet, Flavor EAME, comparten una percepción similar. Al analizar los cambios provocados por la pandemia en los hábitos de consumo, les han llamado la atención dos aspectos de las necesidades que han adquirido una enorme importancia. Por un lado, el bienestar y la familiaridad, que son un símbolo de seguridad en tiempos de temor e incertidumbre para todos los que se sienten amenazados por la COVID-19. Por otra parte, la estimulación y la emoción tras semanas y meses de confinamiento son cada vez más importantes para muchos consumidores. «En vista de estas nuevas necesidades y costumbres, gracias a nuestra nueva plataforma Flavors for Feelings podemos predecir aún mejor los matices de sabor que serán importantes en los distintos mercados en el futuro». Katja Tiitinen coincide en que la comprensión de las necesidades de los consumidores y los correspondientes sabores contribuye a adaptarse más rápido a las situaciones cambiantes. No obstante, es difícil pronosticar lo que va a ocurrir dentro de dos años, y la pandemia del coronavirus es un buen ejemplo de cómo el comportamiento y los hábitos de consumo pueden cambiar en un abrir y cerrar de ojos.

Por otra parte, también es un reflejo de que la confianza y la seguridad de los alimentos son aspectos especialmente importantes para los consumidores en estos momentos. Por ello, temas como la alimentación íntegramente vegetal, la naturalidad y la sostenibilidad son absolutamente prioritarios en la demanda de los consumidores. LAS TENDENCIAS SE REFUERZAN Y, hablando de sostenibilidad, la pandemia ha demostrado lo exitosos que son los esfuerzos de Symrise en esta situación excepcional. Gracias a la presencia local de los equipos propios y los de nuestros socios, hemos conseguido mantener el contacto con los agricultores asociados. Los equipos ampliados de Symrise se encargaron de establecer cadenas de suministro sólidas en Madagascar, la India, Brasil y Filipinas. «Los esfuerzos continuados contribuyen a generar confianza entre los agricultores, que ahora mismo sufren una gran incertidumbre. Podemos seguir garantizando la trazabilidad, y eso es muy importante», afirma Mark Birch, director de sostenibilidad. La pandemia ha reforzado las tendencias ya existentes hacia la naturalidad, la salud y el comportamiento respetuoso con el medio ambiente. Debido al distanciamiento social, los consumidores se están concentrando cada vez más en la procedencia, el valor nutricional y la sostenibilidad de los productos. Con una mejor información a través de las redes sociales y un sinfín de fuentes online, la creciente conciencia por la confianza y la trazabilidad en la cadena alimenticia ha motivado un incremento en la demanda de productos alimenticios naturales y saludables.


Más información sobre los 17 SDG en el SymPortal: https://t1p.de/SYM-SDG


Encontrará más información sobre el trabajo y los logros del departamento Sensory & Consumer Insights en: https://t1p.de/SYM-SCI

© Symrise All rights reserved 2020