EMPRESA & ESTRATEGIA

La protección laboral es siempre un trabajo de equipo

La seguridad en la empresa es el aspecto más prioritario para Symrise. En Holzminden, un equipo de ocho profesionales expertos en seguridad laboral se encarga de que se cumplan las debidas reglas. Los colegas deben trabajar protegidos y de forma segura y no ver comprometida su salud.

Llamar por teléfono mientras se sube a una escalera, limpiar una máquina con las manos al descubierto, hacer experimentos en el laboratorio sin las gafas protec­toras... Muchas veces no pasa nada, pero en algún momento terminan por llegar los problemas: el 90 por ciento de los accidentes son causados por la conducta y por las propias personas. Por tanto, el tema reviste una enorme importancia en el mundo laboral, y la ley de protección laboral y la ley de seguridad laboral re­gulan el marco de actuación. «Los empleados deben perma­necer seguros y protegidos a lo largo de su estancia en la empresa para que conserven una buena salud desde el momento en que se in­corporan al mundo laboral hasta su jubilación», afirma Jennifer Hasslinger, especialista en seguridad laboral. Toda empresa en Alemania debe operar sobre esta base. En Symrise, el área de seguridad está vinculada a Tesium. Allí trabajan ocho espe­cialistas en seguridad laboral. «Nos consideramos como asistentes que ayu­damos de palabra y obra a la empresa a que cumpla estas prescripciones legales», continúa Hasslinger.

COMPENDIO DE CONOCIMIENTOS La ley de seguridad laboral regula las cualificaciones de las que deben disponer y qué estudios los capacitan para desempeñar esta tarea. También hay prescritos dos cursos de reciclaje al año. Por otra parte, cada uno de estos ocho expertos tiene su propia área adicional de responsabilidad especial. «Por tanto, cada uno de nosotros debe atesorar los cono­cimientos especializados generales, pero también otros conocimientos especiales en un área concreta», explica Bernd Zeißler, especialista en seguridad laboral. Él es al mismo tiempo la persona de contacto para mercancías peligrosas. Y para ello debe conocer al dedillo toda la legislación y la información de fondo. Lo mismo se puede decir de Peter Asche, que se encarga el servicio de seguridad de fábrica, y de Ralf Galonska, el espe­cialista en protección contra explosiones. O de Benjamin Mewes, el experto en pro­tección contra incendios. Hans Dick está especializado en seguridad de máquinas y Holger Paetz en gestión de la salud en empresas. Oliver Düker se encarga de sam, un software de secova específico para la gestión de la salud, la seguridad y el medio ambiente. También Jennifer Hasslinger tiene su campo de espe­cia­lidad: es la responsable de las certifi­cacio­nes en el ámbito de la protección laboral.

Cada uno de los ocho especialistas en seguridad laboral abarca un campo específico adicional:

Peter Asche, Área de responsabilidad: Chemical Production Supply Chain – Interlocutor de seguridad de las máquinas y BASA 3

Hans Dick, Área de responsabilidad: oficinas – Interlocutor de EPI de protección contra caídas, seguridad de máquinas, ASA, BASA5 y secova

Oliver Düker, Área de responsabilidad: FLA-Supply Chain – Interlocutor para BASA2 y secova

Ralf Galonska, Área de responsabilidad: Symotion – Interlocutor de vibraciones, protección contra explosiones, EPI contra riesgos de caída, BASA1 y PAAG

Jennifer Hasslinger, Área de responsabilidad: FRA-Supply Chain – Interlocutora para certificación, auditorías, «Drive to 100% safety» y REACH

Benjamin Mewes, Área de responsabilidad: CI – Interlocutor para temas de protección contra incendios, plataformas de trabajo elevables, Braunschweig

Holger Paetz, Área de responsabilidad: Hamburgo – Interlocutor de protección física, medicina del trabajo, gestión de la salud en la empresa

Bernd Zeißler, Área de responsabilidad: laboratorios y áreas de técnica de aplicaciones, Tesium – Interlocutor para los encargados de seguridad, contacto con el comité de empresa, sustancias peligrosas BASA4 y formación inicial

ENCONTRAR SOLUCIONES JUNTOS La seguridad laboral debe ser siempre preventiva. Es decir, que no hay que esperar a que pase algo para que alguien se ocupe del tema. «Por tanto, la con­fi­guración del puesto de trabajo es también un elemento básico de nuestras activi­dades», comenta Peter Asche. Y un elemento muy complejo, por cierto. Entre otras cosas, se trata de la protección frente a materiales explosivos, el manejo de sustancias peligrosas cance­rígenas, la protección frente al ruido o también los análisis de riesgos de los puestos de trabajo. Los especialistas en seguridad laboral asesoran sobre todos estos aspec­tos a los directores de fábrica o a los maestros y les presentan posibles solu­ciones. En efecto, no siempre hay una única solución para una situación, sino que pueden ser múltiples. «En el marco de la legalidad hay márgenes dentro de los que se puede actuar», explica Hasslinger. Tomemos como ejemplo la protección de una máquina: para evitar un riesgo para el operario se podría instalar una barrera fotoeléctrica que apagara automá­ti­camen­te la máquina en caso de aproximarse demasiado. Sin embargo, también se podría instalar como protección una rejilla convencional, lo que seguramente sería la variante más barata.

El resultado de este análisis de riesgos se introduce entonces en sam, un software modular de secova. «Así podemos garan­tizar a través del sistema la implemen­tación de las medidas acordadas», afirma Oliver Düker. Esto se realiza mediante correos de recordatorio o también envian­do correos a los superiores en caso de incumplimiento. La gestión de incidentes también se realiza con este software desde principios de 2020. «En principio, gestionamos con él todos los accidentes que se producen en Symrise», relata Düker.

Nunca se habla lo suficiente sobre seguridad.

Jessica Hildebrandt, Director Corporate Communication

Protección gracias al servicio de seguridad de fábrica


El acceso a la fábrica es la tarjeta de visita de una empresa. Aquí, lo primero que se encuentran los empleados, los invitados y los proveedores es a los trabajadores del servicio de seguridad de fábrica. «Además de las actividades clásicas de control de acceso, los 20 colegas tienen un campo de trabajo muy exigente y cambiante, y esto las 24 horas del día y los siete días de la semana», explica Peter Asche, de Tesium. Él dirige el servicio de seguridad de fábrica en Holzminden.

Entre las variadas tareas del servicio de seguridad de fábrica se cuenta el servicio de control del portón de acceso, pero también la gestión de los visitantes, la regulación de parte de los envíos recibidos y realizados, servicios de custodia de llaves, el servicio sanitario y la monitorización de los flujos de tráfico dentro de la fábrica y de las distintas insta­la­ciones, además de labores de patrulla especiales en el recinto fabril. El servicio de seguridad de fábrica también se encarga del teléfono de atención al vecindario, al que los vecinos pueden llamar para informar de cualquier circunstancia de su interés.

Antes de la introducción de novedades técnicas en la fábrica, el servicio de seguridad de fábrica es el primero en estar al corriente. Según Asche, se trata de un proceso de aprendizaje continuo: hay que aprender a entender nuevas tecnologías y a deducir nuevas medidas.

La fábrica nunca descansa. Las distintas alarmas y sistemas de alarma que convergen en la central del servicio de seguridad de fábrica se monitorizan de forma ininte­rrumpida. Si se detecta una discrepancia, los 20 colegas deben deducir de inmediato las medidas adecuadas y ponerlas en práctica. Cada año se producen de media 400 alarmas que requieren la implementación de medidas. A esto hay que añadir los más de 150 visitantes —al menos, así era antes de que llegara la pandemia— y las 60 entregas de llaves al día que es necesario monitorizar y documentar.

Jessica Hildebrandt es la responsable de la comunicación sobre el tema de la seguridad laboral.

Los controles periódicos de los extintores de incendios forman parte de la rutina de Benjamin Mewes. Dado que toda situación de emergencia se produce de forma inesperada, siempre lleva los correspondientes guantes, casco y gafas protectoras.

La configuración del puesto de trabajo es un elemento básico de nuestras actividades.

Peter Asche, especialista en seguridad laboral

LOS COLEGAS SON MODELOS Todos los empleados deben poder trabajar siempre de forma segura y conservar una buena salud a largo plazo, incluidos los aprendices o los colegas más jóvenes menores de 18 años. Sin embargo, en su caso requieren una protección especial. Por eso hay en Symrise un programa de formación integral donde la seguridad laboral es un impor­tante componente. En efecto, los jóvenes deben aprender pri­mero lo que significa trabajar en una empresa como Symrise. Deben practicar el manejo de sustancias peligrosas y saber que en muchas de ellas su riesgo no se detecta a primera vista. Para aprender, los jóvenes también necesitan encontrar modelos en su círculo de colegas. «Todo esfuerzo es poco a la hora de hablar sobre seguridad y sensibilizar a los emple­ados», opina Jessica Hildebrandt, Director Corporate Communications y responsable de la comunicación en la sede.

Por eso se inicia ahora una campaña muy inusual. Su nombre ya lo dice todo: Symsafe. Forma parte del proyecto «100% Safety» y se ha puesto en marcha primero en Tesium hasta febrero del próximo año. Lo especial en ella es que los protagonistas son figuritas de plastilina que se lesionan. Los especialistas en seguridad laboral están ahí para que los empleados no se lesionen como las figuritas. Ayudan a los empleados a conservar un buen estado de salud. Llaman la atención de sus colegas indicándoles dónde acechan los peligros. «La gente se distrae con demasiada frecuencia y, por tanto, se descuida», afirma Jessica Hildebrandt. La campaña se ha propuesto cambiar la situación ya que, como dice el propio colega: «Yo soy tu ángel de la guarda y te aconsejo que jue­gues siempre sobre seguro. Ponte siempre las gafas protectoras para no sufrir lesiones como le ha pasado a mi pequeña figurita de plastilina». De esta forma, la información adquiere un nivel mucho más personal y también más vin­cu­lante. Tras su exitoso inicio, el proyecto se irá desplegando suce­siva­mente por la sede.

SENTIDO COMÚN La protección laboral es siempre un trabajo de equipo. «No basta con decir cómo hay que hacer las cosas», afirma Hans Dick. «Siempre tenemos que considerar tanto las normas legales como las circunstancias concretas». ¿Cómo se puede implementar una medida de forma viable? No sirve de nada que una máquina cuente con una seguridad máxima si los colegas no son capaces de trabajar con ella. Por tanto lo ideal es que las medidas de seguridad se implementen siempre de forma concertada con el capataz y el director de fábrica. Y con los encargados de seguridad directamente en los departa­mentos. «Estos encargados de seguridad, que cuentan con una formación adicional, son las personas de contacto para los colegas y, por tanto, los multiplicadores dentro de la plantilla», explica Hans Dick. Se consideran a sí mismos como el altavoz de sus colegas. Así, por ejemplo, informan sobre temas de seguridad de su área o hacen indicaciones para las evaluaciones de riesgos de los puestos de trabajo. Son los que tienen más conocimientos y los aplican para ayudar a los especialistas en seguridad laboral a la hora de resolver sus tareas. Sin embargo, el trabajo en equipo también implica que los empleados deben respetar las normativas de seguridad y que los responsables deben cumplir la docu­mentación prescrita. Por último, deben consignar los procesos en el módulo de gestión de inci­dentes de Sam. «Se insta a los departamentos a que consignen los accidentes en el sistema. Después, noso­tros prestamos ayuda para el segui­miento», explica Oliver Düker. Pero la documentación no solo afecta a los accidentes laborales, sino también a la evaluación de riesgos. Se hace un seguimiento completo de los procesos, es decir, desde la primera vez en que se consignan, pasando por todas las modi­ficaciones, hasta que se han imple­mentado todas las medidas y se ha resuelto el proceso. «El objetivo es que todos trabajemos con este sistema de forma unitaria», insta Düker.

La seguridad laboral debe ser algo tan normal como lavarse los dientes. Y solo puede funcionar si todos y cada uno de los empleados prestan atención a su propia seguridad y al mismo tiempo están pendientes de sus colegas. La seguridad debe convertirse en una cosa cotidiana.


Más información sobre los 17 SDG en el SymPortal: https://t1p.de/SYM-SDG

Esquema de los procesos internos después de un accidente o un incidente con daños.

¡Tu salud es lo primero!

La pandemia del coronavirus lleva diez meses marcando el trabajo cotidiano. También en Symrise, las medidas higiénicas han conquistado la convivencia en las oficinas, los laboratorios y la producción, así como en las pausas.

Siempre en el punto de mira: la seguridad en las instalaciones y los puestos de trabajo­­

En cualquier lugar donde trabajan personas pueden producirse accidentes. Para que esto no ocurra en ningún caso, es necesario respetar las normas de seguridad. Desde el principio.

© Symrise All rights reserved 2020