CIENCIA & INVESTIGACIÓN

La revolución olfativa de las verduras

¿Un perfume que huele a espárrago o puerro? Con Garden Lab, Fine Fragrances y Diana Food están abriendo nuevos mundos de fragancias. Esto es posible gracias a la tecnología SymTrap®.

CIENCIA & INVESTIGACIÓN

La revolución olfativa de las verduras

¿Un perfume que huele a espárrago o puerro? Con Garden Lab, Fine Fragrances y Diana Food están abriendo nuevos mundos de fragancias. Esto es posible gracias a la tecnología SymTrap®.

Todo lo que tiene olor puede ser in­te­resante para un perfumista!» Catherine Dolisi, Fine Fragrances Marketing Director para Europa, escuchó esto durante un debate entre la perfumista de Symrise Alexandra Carlin y el Presidente de Nutrition, Jean-Yves Parisot. Esta frase marca el inicio de una historia de éxito, ya que detrás de ella se oculta una cooperación como nunca antes se había producido en Symrise.

Con toda libertad según el lema «La inspiración para crear una nota es­pe­cífica o una fragancia completa puede provenir de cualquier parte. Solo hay que estar abierto a ello», Carlin se sintió fascinada por la idea de abrir la puerta a una dimensión olfativa completamente nueva para la perfumería mediante los aromas naturales de la verdura. Junto con Leslie Gauthier, que incluso ha escrito sobre ello su trabajo de li­cen­ciatura en la escuela de perfumería de Symrise, Carlin se propuso profundizar en el tema. Había nacido la idea de Garden Lab.

FRAGANCIAS A PARTIR DE PRODUCTOS SECUNDARIOS Garden Lab es una nueva colección de fragancias compuesta (hasta ahora) de espárrago, alcachofa, puerro, coliflor y cebolla, que amplía el arsenal de fra­gan­cias clásico de la perfumería de una forma sorprendente. En la elaboración están co­la­borando estrechamente el departamento de alimentación de Diana Food y los perfumistas de Fine Fragrances. Con Garden Lab, Diana Food y Symrise han encontrado un camino innovador para aprovechar los productos secundarios de la elaboración de ali­mentos y destilar a partir de ellos no­tas aromáticas naturales completamente nuevas.

Garden Lab nos abre horizontes olfativos completamente nuevos.
Alexandra Carlin, perfumista

En este sentido, juega un papel pro­tagonista la tecnología SymTrap, pa­ten­tada por Symrise en el año 2008. Se trata de un método ecológico y sostenible con el que se pueden extraer esencias na­tu­rales con sabores auténticos de las frutas, las plantas o precisamente de las verduras. Dichos sabores son sor­pre­ndentemente similares a los de las frutas, plantas y verduras de las que proceden. Es cierto que suena espec­tacular, pero en realidad es una auténtica revolución en el sector de las fragancias. «Gracias a la tecnología SymTrap se recuperan las moléculas volátiles con el máximo contenido aromático en los primeros minutos después de cocer la verdura, lo que nos permite obtener esencias que se acercan lo más posible a las de la naturaleza. Hasta ahora era imposible extraer aceites perfumados de la fruta o la verdura. Las cosas han cambiado» explica Dolisi. En resumen, la tecnología genera notas olfativas que hasta ahora solo se habían podido elaborar de forma sintética en el ámbito de la perfumería.

El hecho de que en este proceso no se necesite ningún producto químico subraya adicionalmente la sos­te­ni­bi­li­dad de la tecnología. Según Dolisi, los clientes de Symrise se han mostrado tan impresionados como sorprendidos con las primeras cinco fragancias de la colección Garden Lab. «Les encanta la calidad y la visión creativa de la colección», subraya Dolisi. El mundo de la perfumería está listo para abrazar la tendencia de las verduras. Uno de los mayores clientes de Symrise ya ha reservado dos ingredientes de Garden Lab para una nueva colección de perfumes que debe salir al mercado en 2021. Y esto es solo el comienzo.


Más información sobre los 17 SDG en el SymPortal: https://t1p.de/SYM-SDG

© Symrise All rights reserved 2020