EMPRESA & ESTRATEGIA

Symrise reduce los plásticos

Éxito económico y sostenibilidad: Symrise es una empresa con crecimiento dinámico. La demanda de productos y servicios crece continuamente. Al mismo tiempo, es imprescindible reducir de forma significativa el uso de envases de plástico en las sedes y en la producción.

¿Cómo hacerlo? ¿Cómo crecer de forma global y continuada y al mismo tiempo cumplir los criterios legales prescritos y los propios criterios autoimpuestos para proteger el clima, los recursos y los seres humanos? Solo es posible si todos los empleados de la empresa arriman el hom­bro. «Sin un mayor compromiso y sin medidas innovadoras para proteger el clima y reducir los residuos no alcan­zaremos nuestros ambiciosos objetivos de sostenibilidad», afirma Heinz-Jürgen Bertram, Presidente de la Junta Directiva de Symrise. «Es cierto que ya hemos logra­do avances considerables y al mismo tiem­po estamos cumpliendo todas las normativas de envases de plástico y artículos de plástico dese­chables», añade Bertram. «Sin embargo, debemos seguir haciendo todo lo posible para reducir nuestra huella de CO₂, evitar residuos y encontrar nuevas posibilidades de reciclaje».

Entre las nuevas medidas se incluye in­cre­mentar coherentemente en toda la empresa la proporción de materiales de envase sostenibles. En el año 2025 se debe haber finalizado la transición. Entonces ya solo habrá materiales de envase eco­lógicos. También en el año 2025 se deben reutilizar más del 95 por ciento de los plásticos reciclables siempre que haya disponibles capacidades locales.

Flavor Supply Chain está realizando ya ahora un trabajo pionero para la supresión del material desechable. «Al final del primer trimestre de 2021 habremos sus­tituido todos los plásticos desechables por materiales sostenibles en Alemania, y a mediados del próximo año haremos lo propio en todas nuestras sociedades», anuncia Erik-Christof Wenzlaff, Program Management Office, SC Flavor. Y Bernhard Kott, Chief Sustainability Officer, añade: «Estamos haciendo también todo lo po­sible para dejar de usar artículos de plás­tico desechables a efectos publicitarios».

SYMRISE ESTÁ REDUCIENDO LA HUELLA DE CARBONO EN HOLZMINDEN.

En 2020, los envases de papel de los productos de Holzminden habrán causado una huella de CO2 de 900 toneladas anuales. Respectivamente la mitad corre a cuenta de los fabricantes de los envases.

A partir de finales del primer trimestre de 2021, todos los envases desechables que se usan en Holzminden deben estar fabricados de forma neutral para el clima. Eso supone un ahorro total de 12 000 toneladas de CO2. La cifra se distribuye de la manera siguiente:

Ahorro

Envases de papel

Ahorro

Envases de plástico, p. ej. bidones

Ahorro

Envases de acero, p. ej. barriles

Ahorro

Latas de aluminio y botellas

Además, Symrise destina 44000 euros a apoyar dos proyectos de reforestación en Brasil que ha puesto en marcha el proveedor de servicios medioambientales First Climate.

El proyecto es ambicioso, ya que actualmente aprox. una tercera parte de los materiales de envase son de plástico. Por eso es tan importante sensibilizar a todos los empleados sobre este tema. Todas las sedes y fábricas deben trabajar para mejorar la situación de los envases y aprovechar al máximo las opciones de reciclaje, tal como explica Kott. Natural­mente, esto no puede suponer un per­juicio para la calidad y la seguridad de los productos y tampoco para el medio am­biente.

El objetivo es sustituir por alternativas ecológicas en todas las áreas los artículos de plástico desechables como las pajitas, los platos, los cubiertos, los palitos para revolver bebidas, los contenedores de alimentos y los recipientes de bebidas de poliestireno. En las cantinas de fábrica de Holzminden ya se está en el buen camino: para evitar contagios, los platos solo se pueden dispensar para llevar. Para ello se usaban en principio recipientes de polies­tireno. Sin embargo, desde sep­tiem­bre ya se puede recoger la comida en cuencos reutilizables. Los cuencos con cierre carecen al 100 % de plastificantes. Esto ha permitido ahorrar unos 2500 en­va­ses desechables hasta mediados de noviem­bre. El préstamo y la devolución se orga­nizan de forma sencilla mediante una app.

Los colegas del control de calidad de sensórica de Flavor en Holzminden también están implementando un cambio coherente. Cada día utilizan 1800 vasos para las catas. Hasta ahora eran exclusi­vamente recipientes de plástico. Ahora se han pasado íntegramente a vasos de papel de material reciclado (véase al artíkulu Papel en lugar de plástico).

Estos son solo dos ejemplos. Un equipo interdepartamental y multifuncional se encargará de que haya más iniciativas para alcanzar los ambiciosos objetivos. Dicho equipo está compuesto por em­pleados del departamento técnico de compras, ingenieros especializados en envases y directivos del área operativa, así como profesionales del departamento de I+D. Ellos definen el alcance, la hoja de ruta, los hitos y el calendario del proyecto. Este equipo también desarrollará proyectos piloto que se implementarán primero a nivel regional y más tarde en todas las demás sedes.

Otro aspecto importante en la imple­mentación de la agenda de sostenibilidad son las asociaciones y cooperaciones. «Estamos participando en proyectos medioambientales locales junto con nuestros vecinos de sede y otras in­iciativas sociales», afirma Bernhard Kott.

El Sustainability Board de Symrise mantendrá un férreo control de los ambiciosos proyectos y hará un seguimiento de los progresos.

Bernhard Kott está al frente del Sustainability Board desde el año 2020. Apuesta por la colaboración de todos los symrisianos en la estrategia de plástico cero.


Más información sobre los 17 SDG en el SymPortal: https://t1p.de/SYM-SDG


Aquí encontrará la directriz sobre plástico de Symrise: https://t1p.de/SYM-Plastik

© Symrise All rights reserved 2020